Wednesday, January 25, 2006

Detesto a los jodidos camioneros…

Este va para los Ingenieros constructores.
Aunque mi papá y mi hermano son ingenieros constructores, y aunque la construcción ha sido en gran parte el medio de sustento de mi hogar, últimamente le he tomado un poco de mala voluntad a las construcciones.
Desde pequeña me enseñaron a respetar. El respeto es un concepto muy amplio, que va desde la forma de tratar a una persona hasta respetar los derechos de los demás. En mi caso, yo respeto a los demás y los trato de la misma forme que espero que me traten a mi… pero en este caso el respeto se me está acabando porque no se me está respetando.
Mi primera queja es los vaciados de concreto. Como la mayoría de las obras son financiadas, no pueden darse el lujo de perder días de trabajo, por lo que cuando un plato o una loza están listos inmediatamente llaman a la hormigonera para que hagan el vaciado. No importa la hora ni las condiciones climatológicas (si está lloviendo a veces es mejor para ellos porque así cuaja mejor el concreto), a veces hasta amanecen vaciando, sin importarles interrumpir el sueño de los vecinos de la obra. No les importa atravesarse medio a medio a la calle, no les importa interrumpir el tránsito, no le importa nada que no sea el vaciado.
Cuando comenzaron a construir el edificio que hoy en día está frente a mi edificio (ahí antes estaba mi casa), teníamos problemas constantes con los camioneros que se atravesaban frente a la entrada de mi casa o se subían en la grama o dejaban caer escombros y basura ahí.
Las noches que tenían vaciado no pegábamos los ojos, aparte de que los obreros siempre vivían sentados en la entrada, los chineros y demás venduteros que atraen las obras estaba siempre frente a casa.
Un día el brazo de la bomba (el equipo que impulsa el concreto cuando la mezcladora se lo deposita) pegó con un alambre de alta tensión frente a casa. El alambre “tiró un chispazo” que cayó en el carro de mi mamá, que tenía el cover puesto. Cuando oímos el sonido (sonó como una explosión), todos salimos corriendo. Yo estaba parada al lado del carro de mami cuando de pronto comencé a sentir un olor a quemado. Cuando miro al carro, estaba humeando. El cover se había comenzado a quemar, el vidrio trasero había explotado y todo el lado de atrás tenía quemaduras, sobre todo en la zona del tapón del tanque la gasolina. Ya se imaginan el espectáculo. De más está decir que el ingeniero nos pagó los daños, sobre todo porque en esa época mami todavía ejercía.
Otro problema lo es los pitis. No es por discriminar, pero es una constante que cada vez que hay una obra en una zona la delincuencia incrementa. A mí personalmente me molesta que la gente se me quede viendo (si, lo sé, soy jodona), y los pitis siempre se me quedaban viendo con cara lasciva y voceándome un reguero de cosas en patois (hasta el día que, cuchillo en mano, le dije a uno que si quería decirme algo que me lo dijera en español para poderle contestar y aprovechar y llamar a la camiona para que lo llevara directo para su casa).
Prefiero que digan “ahí vive una loca” que “ahí vive una pendeja”.
Ahora con la construcción del edificio de al lado de mi casa han vuelto los problemas.
Una vez puse un letrero grande de “no estacione”, pero una noche lo arrancaron. Pintamos la calle con un letrero grande de “no estacione”, pero lo ignoraron.
Hablamos con ellos, pero nos ignoraron.
Yo tengo una entrada particular al parqueo, que da la casualidad que está al lado de la construcción y que está agraciada por la sombra de una gigantesca mata de almendras, lo que hace de ese pedazo de calle muy atractivo. Para evitar problemas, pusimos 2 tanques de basura a cada lado de la entrada, pero como estaban vacíos la gente los movía o los llenaba de basura. Los llenamos de piedras, pero aún así seguían los problemas, hasta que le vaciamos cemento hasta el tope.
Aparentemente los imbéciles creen que los tanques están ahí de lujo.
No pasa un día en que yo trate de entrar o de salir del parqueo que no tenga un carro o un camión atravesado medio a medio a la puerta. Todos los días hablo con el ingeniero/maestro y le digo lo mismo, pero parece que la que está hablando en patois soy yo, porque no me entienden.
El Lunes en la noche salí a echar gasolina. Cuando bajé al parqueo el carro del ingeniero/maestro estaba atravesado en mi puerta. Sentí que la sangre me hervía, me monté en mi carro y pensé en llevarme el carro del ingeniero/maestro de encuentro, pero después pensé que el frente de mi súper jeepioneta sufriría un poco las consecuencias, así que me bajé y comencé a preguntar que de quién era el pedazo de chatarra ese. Los fuñidos piti estaban malos de la risa (no los soporto, estoy a punto de llamar a la camiona porque me viven diciendo cosas y como a veces llego tarde a la casa no dudo que un día intenten hacerme algo). En eso llega mi papá y me ve la cara. Sale y habla con el ingeniero/maestro. El tipo viene y me dice que lo perdone y le digo que todos los días es el mismo problema y que ya me tienen cansada. Mueve la plasta de carro y lo dejo hablando con mi papá. Cuando llego de nuevo a casa están de nuevo los pití en la entrada y comienzan a reirse cuando llego.
¿Alguien tiene el número de la camiona que me lo pueda facilitar?
Ayer en la tarde, cuando volvía a la oficina al terminar mi hora de almuerzo, no me encuentro con el carro del ingeniero/maestro, sino con un maldito volteo lleno de material medio a medio a mi parqueo. Teniendo en cuenta que hoy no me siento muy bien y que todavía tenía gran parte de la cuerda de anoche, pensaba que la cabeza se me iba a explotar. Salí y me le paré al lado al ingeniero/maestro sin decirle absolutamente nada. Cuando se dio cuenta de mi presencia, se puso lívido y mandó a llamar al camionero, que había salido al colmado.
No emití sonido alguno. Me monté en mi carro y salí para la oficina.
No los puedo someter por violación a la ley 241, porque para eso tengo que buscar un policía que los agarre en plena acción y como no puedo salir de mi casa no puedo conseguir al policía.
En lo que llamo a la grúa ya han movido el camión, y aparte de eso tendría que ser una mega grúa para cargar con un volteo.
No puedo hablar con el ñame del ingeniero/maestro, porque él es el primero que se me atraviesa.
No voy a ser una salvaje y ponerme a chocar carros y vaciar gomas, principalmente porque para vaciar la goma de un camión voy a necesitar una escopeta.
Hoy fue un block, medio a medio a la entrada...
¿Tendrá al ayuntamiento alguna disposición que castigue esto?
¡Necesito ayuda!
¡Alfonso, ayúdame!

11 comments:

cloklis said...

vamos a conseguirle un uniforme a alfonso y vamos a mandarlo para alla a poner el orden!!

Kandy said...

Me llamó mucho la atención tu comentario sobre que la delincuencia se incrementa cuando hay una construcción cerca... acuerdo 100% contigo y eso pasa siempre que hay una construcción en el barrio donde vivo... yo también le he cogido un maldito odio a los que trabajan en construcciones que no los soporto ver a ninguno y rezo porque se acabe rápido... Hace unos años estaban construyendo un residencial por mi casa y saliendo como a las 6h30 am, atracaron a mi vecino y le dieron una paliza... gracias a Dios el señor se movió rápido y estaba pegao con un general de la PN y rápidamente dieron con los malhechores... guess who? los tipos que estaban trabajando en la construcción...

Alex said...

Ok, primero me presento ya que siempre leo tu blog y somos hermanitos (soy 110 % aguilucho) Me llamo Alex. ya eso es todo acerda de mi. Ahora a la question del parqueo. Como ya le mostraste tu lado civilizado, ahora usa el tigueraje. Primero, ve a ver si tu tienes un amigo que mida aunque sea 6.7 y que tenga pinta de policia. (unas gafas oscuras y una pelá bajita son de ayuda). Trata de llegar con él cuando el ingeniero o alguien te este bloqueando la entrada. No le tienes que decir nada, simplemente po tu amigo a hablar por un celular para ayantar. Si esto trabaja, te salvaste porque los pitis le van a cojer miedo al tiguere tambien. Si no trabaja usa otra técnica. Hazte amiguita (de mentirita) de uno de los pitis y le dices que le "acuerden" al jodio ingeniero de tus horas de llegadas pa' que mueva su tieto. Despues k hables con uno de los pitis no creo k te van a seguir jodiendo.La tercera alternativa seria que le podemos caer una docena de blogeros por alla y hacerles la operacion limpieza.

Hipólito Delgado said...

bueno, Dios sabe a quien le manda pruebas así, porque con el temperamento que yo tengo cuando me encojono ya hubiera pasado una desgracia si me pasara eso a mi...

altagracia said...

amiga de mentirita? y por qué no podrías intentar hacerte amiga de verdad de algunos de los haitianos de la construcción? estoy segura de que se reirían contigo (hasta de su jefe) no de ti.

principemestizo said...

eso es asi en este paisito de dios que los camioneros y los choferes de guagua hacen lo que les da la gana ypor cierto, arriba las aguilasssssssssssssssssssssss, dejamos ganar al licey por que nos dan pena.

principemestizo said...

asi es este paisito yo tengo un vecino que se me parquyea frente a la casa pero le llamamos a amet y paso un susto grandisimo, asi es este pais, los camioneros y loschoferes de guaguas hacen lo que les da la gan, por cierto, arrriba las aguilas, carajo!!!!

alfonso said...

por fin he podido responderte.

Te pido excusa en nombre de los pocos ingenieros con etica, porque ese que construye y no toma en cuenta el impacto de su obra en el entorno no puede tener mucho criterio.

Ahh ...aclarandole a los amigos lectores, si llueve ligeramente durante la fase final de colado del hormigon este pierde menos agua y reaccionna fraguando (cuajando) mejor.

en cuanto a las quejas hay tres formas de llevarlas a cabo:

1-En el ayuntamiento el departamento de planaeamiento urbano te ayuda a presentar tu queja. Existe un departamento exclusivo para eso.

2-Si la obra lesiona el ambiente por ruido, vertido de materiales contaminantes etc, medio ambiente tramita eso.

3-De esta sabes mas que yo pues es conla policia o las fiscalia...(no se donde ni he hecho denuncia algua) te puedes quejar y presentar tu formal querella si ellos a TI te acosan...
na..cuidese...y la espero por alla

Gabriel said...

No ombe no buscate un guardia pero no uno de esos Razos arepitas. Alguien ke sepa disparar su rifle de verda. Pagale unos cuantos miles de pesos y ke se suba en una azotea cerca de la construccion y empieze con su rifle a "tocarlos" uno por uno a todos en la construccion. Creeme ke el proximo grupo ke venga a cosntruir cojera el mensaje.

blogworkorange said...

No puedo dejar pasar esto: Si "los fuñidos jodidos pití" incrementaran la delincuencia, con la xenofobia focalizada hacia los haitianos que hay aquí, y que veo formas parte, saldrían todos los días en primera plana por sus delitos, cosa que no pasa ni en Diario Libre. Qué fuerte hablar así de unos seres humanos que lo único que hacen es ir a otro país que los odia para poder aunque sea mal comer, como hacemos tantos dominicanos en Europa y USA.

Bracuta said...

Te pasaste Dino. No me conoces para estar haciendo ese tipo de juicios, comentarios y asunciones sobre mi persona. Espera mejor a conocerme para estar diciendo ese tipo de cosas de mi.
Me has faltado al respeto.
Es cuanto.