Friday, April 07, 2006

Para los envidiosos

Desde que tengo uso de razón siempre me ha fascinado analizar la conducta humana. Quizás es por este motivo que soy de poco hablar y mucho escuchar. Encuentro a veces que me expreso mejor escribiendo que hablando y que de dárseme la opción, preferiría pasarme la vida escuchando a los demás.
Uno es dueño de que calla y esclavo de lo que dice.
Desgraciadamente uno de los peores aspectos de la raza humana es la crítica. Yo trato, dentro de lo posible (porque soy humana y me equivoco muchísimo), de nunca criticar a nadie y de nunca juzgar al prójimo. Cada cual actúa y reacciona de acuerdo a sus circunstancias y a sus necesidades, y eso es entendible.
Recuerdo que desde pequeña mi mamá siempre me dijo que la gente nunca le tiraba piedras a los árboles que no daban fruto, así que debía sentirme bien cuando alguien me criticaba o me atacaba porque eso implicaba que quien lo hacía deseaba algo que yo tenía, es decir, que me envidiaba.
Ayer estaba pensando en estos casi dos años que tengo en la blogósfera. Di gracias a Dios por las nuevas amistades que he hecho gracias a mi blog y por las cosas que he aprendido, pasé cuentas a todo lo aprendido y me molesté al recordar a todos aquellos que de una forma u otra han intentado hacerme daño por el mismo medio. Me molesté, no sólo por mí, sino también por aquellas personas que han sufrido en carne propia los ataques de los infames anónimos. Lo mejor del caso fue que después de esto me reí.
No se puede negar que la vida es un constante aprendizaje. El que crea que lo sabe todo y que nunca va a cambiar está muy equivocado.
En un principio me molestaba por esos mensajes ofensivos. No puedo negar que en algo me afectaban, pero seguí creciendo. Comencé a aplicar la Bracutacracia y luego blogger puso el comment moderation. Mientras tanto, yo iba creciendo como persona.
Hoy, esos tipos de comentarios me pasan por encima y no dejan ningún tipo de rastro. Hay personas que tienen el corazón lleno de odio y envidia que no se conforman con hacerles el mal a sus conocidos, sino que también derivan un placer malsano al tratar de hacerle daño a aquellos que ni siquiera conocen. Estos, conmigo, han encontrado su paro.
Muchos me han dejado comentarios diciéndome que nos les importa que yo no publique su opinión, que lo único que les importa es que yo la lea. Han habido personas que se han dedicado a mandarme emails ofensivos cuando ven que sus comentarios llenos de odio son obviados. Han habido algunos que han llegado al extremo de utilizar mi Chat box para dejarme los comentarios, al ver que sus mails no son respondidos, sus comentarios no son publicados y ni siquiera hago mención de ellos en mi página. Me pregunto yo, ¿qué ganan con eso? ¿Sus 15 minutos de fama? ¿Por qué lo hacen? ¿Qué necesidad malsana de hacerse notar les impulsa a utilizar palabras soeces para dirigirse a una persona que ni siquiera conocen? ¿Tienen una vida tan infeliz que tiene que herir al prójimo para poderse sentir superiores y quizás así sobrepasar sus complejos?
“Nadie le tira piedras a los árboles que no dan fruto…”
Cuando una persona no tiene argumentos con los cuales atacar a otra comienza a utilizar tácticas bajas. La degradación y el insulto comienzan a salir a flote. Se comienza a atacar a la persona en sí en vez de atacar su trabajo, eso sin darse cuenta quien hace el ataque de que a su vez lo está poniendo en evidencia. Evidencia que su falta de moral, evidencia de su falta de educación, evidencia de su falta de clase, evidencia de lo poco humano que es, evidencia de que definitivamente como persona no vale la pena.
Me apena mucho tener que decirles esto, pero a todos aquellos que de una forma u otra me han insultado o han querido hacerme daño les informo que les tengo pena y que cada día le ruego a Dios por ustedes. Quizás aquél que me criticó porque estoy en sobrepeso no tuvo un hogar que le garantizara que comería todos los días. Quizás aquel que critica mi familia nunca tuvo una familia como la mía y esto le da envidia. Quizás aquel que critica mi posición o mi trabajo creció sin poder tener acceso a una buena educación y hoy tiene que conformarse con tener empleos que no le son buen remunerados por su falta de educación profesional. Quizás aquel que me criticó mi combinación de ropa sólo tiene par de camisas y un pantalón su closet y el da envidia que ye tenga tanta fruto de mi trabajo. Quizás aquel que me dice jamona nunca siquiera ha podido tener la experiencia de amar y ser amado.
De verdad siento mucho su situación y le pido a Dios que limpie sus corazones de todo ese odio que llevan por dentro.
Recuerden algo muy importante: las personas no son más por la cantidad de dinero que tenga en el banco. Si lo son cuando ese dinero ha sido bien ganado, trabajado y sudado honradamente. La clase no la dicta el color de la piel, la dicta la moral, el humanismo, la crianza de hogar, los valores… desgraciadamente por ahí andan muchos que no tienen nada de esto…
Me apena ver que hay personas que creen que nos conocen simplemente porque leen nuestro blog. Particularmente, yo no sólo soy lo que expreso en mi blog. Soy una persona tan completa y compleja que podría pasarme años escribiendo y nunca nadie, ni siquiera yo, podría decir que efectivamente me conoce por las cosas que he escrito. Hay muchos temas que no toco y no por eso no existen.
Si sólo supieran… se morirían de la envidia.
Ahora bien, si insisten en su actitud, les invito a que se identifiquen. Más aún, les invito a que hablemos cara a cara, que me trate como ser humano para que así pueda por lo menos criticarme con conocimiento de causa.
Y cualquier cosa, si nos detestamos, podemos caernos a trompones libremente…

5 comments:

Artemis said...

wow, dejame decirte que este post me encanto. Estoy completamente de acuerdo contigo. A mi tambien me ha pasado aunque no creo que tanto como a ti, por la forma en la que te expresas, tienen que haber sido muchisimas. Pero sip, es muy desagradable al principio tener que leer esos comentarios estupidos. Pobresitos de aquellos que sufren de ser envidiosos y que no saben hacer otra cosa mas que tratar de hacerle daño a otros...

bau said...

Se que duele pero en verdad somos mas los que te admiramos por lo que escribes que aquellos que te quieren hacer daño. A veces siento envidia pero no por mal sino porque te admiro muchisimo y todavia no te conozco. Ademas eres mi profesora en este mundo de los blogs.

Cristina said...

tienes toda la razon.
I wish everybody could read this post.

Ginnette said...

Bracuta, no hay nada más cierto en tus palabras. Toma eso como ejemplo, recuerda "el que hoy obstaculiza mis pasos, mañana andara tras mis huellas".
Sigue adelante, siendo tú, dando a los que no tenemos ciertamente el medio económico para disfrutar de ciertas cosas como tu, vivirlas a traves de tus palabras. Que el Señor te siga bendiciendo y obrando en los corazones de aquellos que sufren de ese mal llamado envidia.

omar said...

OMG me encantoo lo q escribiste y tienes toda a razond e echo estaba buscando asi palabras como para ponerla en mi nick y me encontre con lo q escribiste haha y me facino :D y pues no se amm hay algunos amigos q crecen con un trauma por ejemplo un amigo crecio con un trauma de q estabaa gordito y pues crecio traumado y adelgazoo y ami me kiere traumar disiendo q not e da cosa q te digan gorod q te humillen y ´pues yo le dije haha noo osea yo me amo como soy y si vengo al gym no es por q ya por q me dijieron gordo ya voy a ir noo voy al gym por q kiero renovarme y por q kiero cumplir un sueño q es ser modeo y aparte tengo 18 años haha dios ya me estoy desaogandoo y el puntoo es q u_u loo q mas me dolio es q para mii es mi amigoo y como q senti feo q me dijiera eso de q wey yo te he humillado aveses por tu peso y q no sientes feo a mi me daa pena ajena . pues yaa hehe fue esoo lo q keria escribir hehe y pues respecto a tii hehe :D me encantoo leerloo hehe sigue asi :D