Thursday, May 18, 2006

¡¡¡¡¡¡Bávaro!!!!!

Luego de meses y meses de planes, el Viernes arranqué para Bávaro a celebrar el cumpleaños de Enrique. Habíamos hecho reservas en el hotel Barceló Bávaro Casino, así que después de trabajar (como a eso de las 8:30 pm) Paola y yo arrancamos en mi superjeepioneta para la vecina República de Bávaro.
Qué diferencia!
El camino fue de lo más chulo. Nos la pasamos oyendo buena música y haciendo unas cuantas paradas técnicas para comprar cervezas….. no, digo, para yo poder estirar la espalda y evitar lastimarme.
Era una noche de Luna llena y bien pude haber manejado todo el trayecto con las luces apagadas. Luego de varias verdosas, y una que otra parada técnica en el medio de la nada para “regar las matas” y varios reguetones después (no te lo perdono Paola), llegamos al hotel a eso de las 10:30 pm, donde ya nuestros amigos nos estaban esperando.
Luego de bañarnos y prepararnos para irnos de bonche… yo decidí quedarme durmiendo.
Si, ya se…. pero entre pasarme la noche entera oyendo reguetón en la discoteca y la cama, la elección era muy obvia.
Al otro día nos levantamos casi cerca del medio día. Entre una cosa y otra (Norma que me llamó para decirme que si no la iba a ver iba a pararse en medio del hotel a vocear mi nombre), cuando vine a ver ya era hora de irme a veri a mi amiguita.
Arranqué para el hotel donde estaba. Aparentemente estos hoteles Meliá tienen todos los mismos nombres, porque cuando llegué y la llamé me dijo que iba a encontrarse conmigo en el lobby. 15 minutos después nada de Norma por ningún lado, cuando una empleada me dice “señora Eny, su amiga la estando esperando en el lobby del hotel, pero no de esti sino del di al lado”.
Honer. Era el caribe, no el Caribe Tropical.
Anyways, me monto en mi carro con el corazón en la boca y me voy para el hotel “di al lado”.
There she was. 8 years later and with a gorgeous blonde kid by her side. My very best friend in the whole wide world.
Me porté muy muy bien. Aunque estaban locas por salir, no dejé que ni una sola lagrimita se me escapara.
Damn! I miss her so much!
Los años no le han pasado por encima. Está igual que como estaba la última vez que la vi, hace casi 8 años el día después de su boda. Tiene un niño precioso, por lo que no me cansaba de decirle “you’re a mom!”.
O sea, she’s my friend. And she’s a mom!
IMG_2084.JPG
Norma y Derek
You guys don’t get it, I know.
Nos pasamos la tarde entera juntas, yo actualizándola de la vida de todos nuestros compañeros del colegio, de mi vida y ella de la suya.
She’s a grown up! My friend is a grownup and a mom!
No nos cansamos de hablar. Yo sentí que los años no habían pasado y que estaba hablando con ella como si la hubiese dejado de ver el día anterior.
Time will pass, but I’ll always love you and you’ll always be my best friend.
With kids and all.
IMG_2092.JPG
Yo y Norma
Después de despedirnos (si, lloré camino a mi carro, soy una llorona), arranqué “juyendo” para Punta Cana, donde le iban a celebrar una misa a mi abuela, que ese mismo día cumplía 1 mes de muerta. Se la celebraron allá porque mi tío está viviendo en Punta Cana porque está trabajando con mi hermano en el Boulevard y no iba a tener tiempo de llegar a la misa que le iban a celebrar en la capital.
Después de la misa, fui a ver a mi polla y de ahí de nuevo para el hotel
(Minutos al sol: 0. Comidas hechas: 0. Brincos del corazón: incontables).
Después de hablar plumas de burro, nos bañamos y nos fuimos para la discoteca del resort.
Hmmmmmmmmm…..
Sin comentarios……..
Por lo menos las bebidas estaban incluidas.
Después de sufrir un rato, nos fuimos a acostar.
El Domingo abrí los ojos casi a las 12 del día. Empacamos, hicimos el check out y nos fuimos a la piscina un rato. Como a la media hora ya el hambre picaba así que nos fuimos al Steak House de uno de los hoteles. Comimos, descansamos un rato y a las 5:30 pm ya estaba de vuelta en la carretera.
A las 8:30 pm ya estaba en mi casa. Contando el tapón de Boca Chica y los aguaceros, creo que hice buena hora.

Sobre el hotel.
Particularmente, yo nunca había ido a Bávaro. Tenía muchas ideas en la cabeza, pero el hotel no era nada de lo que me había imaginado.
En general, la experiencia fue buena. Cuando la primera parte del grupo llegó, habían hecho un desastre con las reservaciones y habían separado el grupo por todos los hoteles. A nosotros nos querían poner en un hotel más barato, pero Mariel se dedicó a pelear por nuestros derechos así que cuando Pao y yo llegamos ya el problema estaba resuelto.
Las habitaciones muy cómodos y amplias, pero con un bajo a mocato que manda madre y con un aire acondicionado que había visto mejores días.
El servicio es bueno, pero parece que los empleados están todos faltosos, porque no sonríen, cuando uno les habla ellos lo ignoran, si uno les pide algo no le tratan de buscar la vuelta y hasta mal le hablan a uno. Además, es tan grande el complejo que es un lío transportarse de un lugar a otro. Nunca comí en el hotel, pero si hubiese querido hacerlo hubiese tenido problemas, porque el buffet no abría al medio día y tenía que ir a algún otro de los hoteles para poder comer y para ir a los demás hoteles tenía que montarme en el trencito (cuando me vaya a morir, voy a mandar a buscar a la muerte con el trencito ese).
En fin, el hotel estuvo pasable, pero puede haber mejoría.

Si quieren ver unas cuantas fotos del viaje, hagan click aqui.

3 comments:

Alexei Tellerias said...

¿Qué puedo decir? Yo estuve el año pasado en Barceló Bávaro (Golf, en mi caso... can´t complain, fue cubriendo un reportaje para el periódico donde trabajo) y tengo la misma percepción que tú... Los empleados andan con una cara de seriedad (salvo sus excepciones) la comida no es la mejor y no es variada (trust me, al cabo de 5 días terminas detestándola), los restaurantes especializados tampoco son la gran cosa (salvo el mexicano que, según me contaron porque no pude entrar, es la ostia) y ese trencito pues... jhá! lo mismo que dijiste sobre la muerte lo digo yo. Ah, y la otra vaina es que el trencito sólo funciona en horario limitado a diferencia de otros hoteles, que es 24 horas: error garrafal pa mí cuando quise ir al Grand Paradise desde el golf -te haces una idea de qué tan lejos?- para hacer par de amaracos en el gimnasio. Mi opinión general? OVERRATED. Después del Grand Paradise (que tampoco es la gran cosota), lo único medio salvable de ahí es el Bávaro Beach.

Will said...

Bueno mi amiga bracutini, yo tengo malas experiencias en los hoteles, cuando no es la comida, es el personal...he estado diciendo que si no es para el secret (antiguo ubero alto), no voy..aunque tenga que durar un mes sin comer...
me dicen que todas las habitaciones tienen jacussi y que ni niños aceptan..pa lla... e que voy

cloklis said...

bavaro e lo ultimo en muñequito!!!!!!!!

waaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaao

el mejor hotel del mundo es el Paradissus...

BALBARO se pasan en ese hotel.. es caro si, pero vale la pena cada peso que tu paga ahi.

Dpue de StoDgo, para mi Jarabacoa y Bavaro e lo mejor del mundo!