Tuesday, May 02, 2006

Diario de una peatona (y el peatón no es gente)...

Este fin de semana fue de carretera para mi. El Sabado fui a La Vega a una misa de mi abuela y el Domingo enfilé hacia Punta Cana con mi hermano y su familia.
A continuación el relato (un poco largo pero interesante) de mis aventuras puntacaneras.
Al que me diga comemierda le mando un saludo a su m…..a madre.
El Domingo a las 6:15 a.m. enfilé con José Guillermo a tomar el “Expreso Bávaro”, autobús que nos llevaría a nuestro destino final, Punta Cana, donde ya mi hermano, mi cuñada y mi sobrina nos estaban esperando. Todo el que me conoce sabe que no soy muy adepta de hacer ningún viaje en otro medio que no sea mi jeepioneta, pero a insistencia de mi papá, mi mamá, mi hermano y mi cuñada (“el viaje es muy largo y peligroso”, “te vas a lastimar las espalda manejando tan lejos”, yada yada yada) accedí a dejar a mi niña en casa e irme en “guagua”.
Pues bien, el “Expreso Bávaro” es un autobús muy cómodo, con sillones reclinables, aire acondicionado y hasta televisión.

IMG_1735.JPG

Todo muy bien hasta que oímos la siguiente conversación entre el chofer y la señora que estaba vendiendo los tickets:
El: “Diablo, que mala noche pasé”
Ella: “¿Y qué fue?”
El: “Nada, que hacía un caloraso que no me dejó dormir ni un chin. Amanecí sentado en una silla y no pegué los ojos”.

(José Guillermo y yo nos vemos y decimos al mismo tiempo: ¿¡y este es el tipo que va a manejar la guagua hasta Bávaro?! Nos vamos a matar porque se va a dormir en el camino).

En el trayecto Memo y yo nos desconectamos del mundo con nuestros respectivos iPods (Memo oyendo a Frank Reyes y yo a Dave Matthews. ¿De dónde es que le viene este gen?). Hicimos una parada en Cumayasa, donde Memo se abrochó dos friquitakis y una longana).

IMG_1736.JPG

Llegando ya a Punta Cana nos quedamos en el cruce de Berón o Verón (vi letreros escritos de las 2 formas, así que no sé cómo es que de verdad se escribe), donde mi hermano y mi cuñada nos pasaron a buscar.

xIMG_1760.JPG

Después de pasar por la Marqueta de Bávaro a hacer una comprita ligera y por el campamento de la obra de mi hermano (está construyendo el Boulevard en Punta Cana), nos fuimos para el apartamento donde mi cuñada y mi sobrina están viviendo desde hace par de meses (en la Marina del Hotel Punta Cana).

IMG_1761.JPG

IMG_1932.JPG

Luego de prepararnos comida, nos encontramos con unos amigos de mi hermano y nos fuimos a Cap Cana.
El proyecto, aunque todavía está en su fase inicial, es precioso. Las playas son de morirse, las casas son increíbles, la naturaleza espectacular. Fuimos a ver unas “villitas” en la zona de “Green Village” que me dejaron boquiabierta.
(Note to self: I love the part about me bathing naked outdoors. If I only had US$1.2 M lying around somewhere.
Flashback of me sweating while writing a check for 40 grand on Friday to Nardo, my jeepioneta’s “doctor”.
I am dirt poor.)
La verdad es que los pobres vivimos como unos perros.
De ahí nos fuimos para el Club de Playa de Cap Cana, desde donde llamé a mi jefa y le dije que, o la empresa ponía una sucursal en Punta Cana y me ponía a mí al mando o le presentaba mi renuncia, porque me iba a quedar a vivir allá.

Nada falta

(Note to self: I am the Queen of the World.)

IMG_1788.JPG

Rato después mi hermano y mi cuñada se fueron con sus amigos para Captain Cook en Bávaro y Memo y yo nos fuimos para el apartamento. Fuimos un rato a la Marina y de ahí dejamos a Mariu en el hotel y nos fuimos a la plaza donde está la Bolera Punta Cana Lanes, a juntarnos con Jose, Javi y Rafael (un amigo de Jose).

La bolera

Fuimos a casa de Henry (el tío de Jose que también vive allá y donde ellos se estaban quedando) y luego a casa de Miguel (otro amigo que vive allá), a ver a Natalita, que me había llamado temprano en la tarde para invitarme a un BBQ.
Después de socializar un poco, nos fuimos para el hotel, donde Memo y yo cenamos en el buffet.

IMG_1822.JPG

(Note to self: RD$1,700.00 for 2 dinners and 2 bottles of water… damn! I really think I’m rich, but my wallet tends to disagree. My reality check will bounce.
Another flashback of me sweating while writing the aforementioned check. I can’t even afford a pack of gum. I am filthy poor)
De ahí nos fuimos para la casa a descansar.

La Polla y yo

El Lunes en la mañana nos fuimos para la playa del hotel. Memo se puso a windsurfear (new word) con una conocida de mi cuñada.
(Note to self: this lady is 70 years old and she windsurfs. I’m 32 and I can’t even bring myself to go up 3 flights of stairs. I stink.)
Llamamos al aeropuerto para hacer una reservación para mi en la avioneta de vuelta (I do think I’m rich), pero el vuelo estaba lleno, así que me tocaba Expreso Bávaro de vuelta. Por lo menos iba a volver con Jose, Javi y Rafael, ya que Memo se iba a ir con su papá por avioneta.
(Note to self: I should be on welfare right now.)
Al rato vinieron Jose, Javi y Rafael y se juntaron con nosotros. Siguieron windsurfeando y después nos fuimos a bañar a un ojo de agua que está en el hotel.

Memo

Jose

IMG_1872.JPG

Rato después ellos se fueron y nosotros enfilamos para el apartamento, porque yo tenía que estar en la parada de la guagua temprano (la guagua se iba a las 4).

IMG_1924.JPG

IMG_1921.JPG


Después de recoger a los 3 chicos del paseo (Jose, Javi y Rafael), nos fuimos para el pueblito donde está la parada de la guagua. Llegando a la parada (a eso de las 3:10 pm), ésta nos cruza por al lado. Cuando fuimos a averiguar el señor nos dijo que la guagua se había llenado y que se había ido. Lo mejor de la situación: ya no iban a salir más guaguas.
Yo: “¿Y no hay otro medio de irse para la capital?”
El: “Si, de allí salen guaguas”
Miro para donde me señala: una parada pública, un molote de gente apechurrándose para entrar.
(Note to self: Welcome to hell.)

Me acerco al señor que está “vendiendo” las boletas y esta es la conversación que aconteció:

El: "Hey Pachín, pídele el ticke a ese que se montó en la 63."
Yo: "Discúlpeme señor. Buenas tardes. (el señor me mira medio raro). ¿Cuánto cuesta una guagua a Santo Domingo?"
El: "No mami, no hal guagua direta pa la capital. Tiene que cojel una a Higuel y de ahí te monta en otra pa la capi."
Yo: "OK. ¿Cuánto cuesta una guagua a Higuey?"
El: "La hal caliente y epreso."
Yo: "¿Cuánto es cada una?"
El: "La caliente son a 60. La epreso son a 100."
Yo: "¿Y cuál es la diferencia?"
El: "La caliente se para en to lo lao. La epreso va directa."
Yo: "OK. Pues, si es tan amable, deme 4 asientos para la expreso."
El: "No mami, epreso no hal. Na ma hal caliente."
(Inner though: and why the f..k didn’t you say so from the beginning?)
Mientras tanto, la gente se sigue amontonando a mi alrededor. Parece que alguien dijo “a la garata con puño” y yo no me di cuenta, porque el molote para comprar los tickets se iba cerrando sobre nosotros.
Yo: “Ok, entonces deme 4 de la próxima que salga.”
El: "E eta. Móntate que depué el pichel te cobra en el camino."
Nos montamos en nuestra guagua, que parecía de las que la Metro desecha. No hay aire acondicionado, adentro hay un bajito a chimicui de hicotea. Me siento en un asiento al lado de la ventana y el asiento a mi lado se queda vacío. A los 3 minutos se acerca un tipo con cara de traficante y me dice “saludo rubia”, con una cara bien “atrevida”. Rafael se le para al lado y le dice que lo deje sentar ahí, que yo soy su tía.
¡Gracias Rafael!
Me pongo mi iPod y me quiero olvidar del mundo.
Saqué mi cabeza y me dispuse a empaparme de los olores y sabores de la carretera.

En la guagua

Mientras tanto, la guagua iba haciendo paradas cada 3 kilómetros para montar o desmontar pasajeros. Los olores “particulares” de todos los que iban en la guagua, incluyendo los de aquellos que no cupieron sentados y que iban parados agarrándose del techo, entraban por mi nariz. Cada vez que la guagua se paraba en algún lugar yo paraba el iPod para oir si decían algo, pero por mis oidos se infectan con la “música ambiental” a todo volumen en la guagua.
“Es una locura automática”
“Déjale cael to’ el peso”
“Amor de Internet”
(Note to self: I am scum.)
Por fin, luego de como 75 paradas, llegamos a Higuey.
“Ata quí llega la guagua. Recojan su motete que no hal ma parada.”
Contorsionándome logro agarrar mi bulto, el de la computadora y la cartera. Me resbalo bajando los escalones de la guagua y casi compro un pedazo en la esquina de la Basílica.
(My mind races back to when I used to live in Quebec and used public transportation. It was never like this.)
“¿Y dónde se cogen las guaguas para la capital?”
“Cruza la calle y averigua en la parada.”
Arranco con mis bultos de transporte y bultos humanos para la parada.
“¿Cuál es la próxima para la capital?”
“Eta é la única que hal rubia. Epreso.”
“¿Cuánto es?”
“RD$150. Paga aquí que el pichel recoge lo ticke ante de salil.”
“¿Y dónde se queda en la guagua?”
“En el palque.”
“¿En el Parque Independencia?”
(el hombre me mira raro).
“No rubia, en el Palque Enriquillo”
(Inner thought: “Where the f..k? What the hell”?)
Otra vez la garata con puños. A empujones nos subimos a la guagua. Por lo menos esta tiene aire. Los que no cupieron se sentaron en banquitos en el medio del pasillo.
(My mind wonders towards my jeepioneta, comfortably parked at home. She is saying to me: “suits you right. You know I am like AmEx, never leave home without me.”
I should’ve listened to myself.)
El trayecto Higuey-Santo Domingo me la pasé nuevamente escuchando música, tratando de ahogar el sonido del radio de la guagua, que estaba más fuerte y alto que el de la anterior.
“Ay papi, acelera..”
“Tu y yo tenemo algo pendiente. Tu me debe algo y lo sabe…”

IMG_1940.JPG

Cuando voy por Boca Chica llamo a mi casa para decirle a mi papá que ya casi estoy llegando. Mami me dice que la avioneta de mi hermano se retrasó y que mi papá va a tardar en llegarme a buscar. Me dice que llame a mi hermana para que me den bola cuando vayan a buscar a los muchachos. Llamo, lo coge mi cuñado y me dice que no hay problema.
A los 10 minutos me dice Jose que su mamá le dijo que cogiéramos un taxi.
(I really should’ve f…ing taken my car!).
Me quillo. Mi nivel de “aguantamiento” de transporte público llegó a su límite. Llamo a mi mamá y le digo que llame a mi papá y le diga que lo voy a esperar.
Cuando estamos cruzando el puente Jose me dice que su papá ya está esperándonos en el parque.
“Pero ven acá, ¿y no dizque te dijeron que cogiéramos un taxi?”
(No response from Jose).
“Whatever. Yo no voy a poner a mi papá de relajo. Váyanse ustedes por su lado que yo voy a esperar a mi papá.”
Mami vuelve y me llama y me dice que papi va a llegar un poco más retrasado porque lo agarró el tapón de la Feria del Libro.
(Dammit!)
Cuando por fin llegamos luego de hacer par de paradas (¿y no dizque la “epreso” no hacía paradas?) cruzamos la calle donde está estacionado mi cuñado.
“¿Y no te vas a montar?”
“No, voy a esperar a mi papá porque ustedes estaban en una indecisión y yo no lo iba a poner de relajo.”
“Ustedes no saben coordinar las cosas (with attitude and a face)”
“¿Sabes qué? No te preocupes que ya papi está llegando así que se pueden ir” (para no pasar por mal educada y decir tres malaspalabras).
A lo cual mi cuñado, altruista, hermanal y caballerosamente arrancó… y me dejó sola en el Parque Enriquillo.
(A flashback of me waking up at ungodly hours to pick up the kids from parties and doing countless favors comes to mind. Give until it hurts? I already did. Give and not expect anything in return? I would’ve expected and appreciated at least some company in this “beautiful and secure” part of town.
Whatever. Live and learn.)
(Note to self: I am worse than scum, I am the filimiñíguili of the scum of the last link of the bottom of the food chain.)
Con todos mis bultos, me pego de una pared en una esquina. Al lado de mí hay una “mujer de la noche”. Por mi lado pasan tigres con trencitas, aretes, cadenasos, cicatrices, pantalones que le quedan por las rodillas… Me hago la imagen mental: una tipa rubia (aunque sea de salón), quemada por el sol, con pinte de turista, con una cartera, un bulto y un maletín que es obvio contiene una laptop.
(Inner thought: Aquí mínimo me atracan o me violan.)




Pasan los minutos y papi no llega. Todo el que me cruza por al lado me dice algo. Entre las menos ofensivas y publicables estas se ganaron el premio:
“Rubia, ven pa cargarte con tó y maleta.”
“Mami, vamo allí ven.”
“Americana, ¿cuánto cuesta la hora tuya?”
“Hey yu, ar yu luking for company tunai?”
“Mami móntate que yo te llevo ata er fin der mundo.”
Parada en la esquina, con más miedo que vergüenza, me pongo todos los bultos detrás, para “acorarlos” entre mi cuerpo y la pared. El que me quiera robar me va a tener que despegar de la pared.
Mi corazón se acelera. Tengo más miedo que vergüenza.
(A flashback of me walking into the US$1.2 M villa comes to mind. I can see myself driving my golf cart and saying hi to Frank Rainieri just the day before.)
Espero que por lo menos mis padres sepan que los quise mucho.
Cuando un tipo se me va a cercando con visibles intenciones “amigables” veo por el rabillo del ojo la jeepeta de mi mamá. Salgo corriendo como la “jonda que lleva el Diablo” y me monto. Pongo el seguro.
Take me home daddy!!!!!!!

Salí de Bávaro a las 3:30 pm. Llegué a mi casa a las 9:00 pm. Yo hubiese hecho todo el trayecto en 2.5 horas, quizás 3 por el tránsito, cómodamente en mi jeepioneta, con la música que me gusta a todo lo que da, sin pasar trabajo y peligros...

NEVER EVER AGAIN WILL I NOT LISTEN TO MY INNER SELF
NEVER.
MY JEEPIONETA AND ME TOGETHER TO THE END OF THE WORLD.

Ya, perdí mi virginidad del transporte público.
Que conste, la experiencia no fue nada agradable.
A todos aquellos que tienen que usarlo a diario, ustedes son mis ídolos.
A atrévanse carajo a decirme fruta fina! Les voy a decir como le dije a uno de los tipos que se me acercó: si quieres amanecer con dos co...es mañana, ven dímelo de cerca.

Anyways, si quieren ver más fotos de mi aventura, hagan click aquí.

7 comments:

lagitti said...

Bueno, al menos ya no puedes decir que no oyes eguetton... te diste tu intensivo.

Will said...

welcome to my world...!...tu sabes que soy un peaton..(recuerdas lo del lio del carro de mi esposa..bla, bla, bla)..bueno any way...compadezco lo que pasaste...realmente no eres gente de coger lucha a pie..( y menos con problemas en la espalda)..por lo menos disfrutaste de buena vista en Cap Cana (creo que voy a trab. de nuevo alla!), ya que es una maravilla ese lugar...y nada pues...espero que no dejes tu jipioneta otra vez!...

judith said...

me rei mucho!!! yo tuve esa misma experiencia en sep., pero me adelante y tome dos winasor al subirme a la primera guagua!!!

Judith

JH said...

me rei mucho!!! yo tuve esa misma experiencia en sep., pero me adelante y tome dos winasor al subirme a la primera guagua!!!

Judith

Alexei Tellerias said...

una de las cosas que más estoy lamentando de andar a pie es precisamente lo pronto que me acostumbré a mi cacharrito!!!! pero él todas las semanas me hace algo!

Melvin said...

Por fin alguien hablo claro de lo que es verdaderamente el mald... transporte publico de la Rep. Dom. Yo ando a pie y soy testigo de todo ese tipo de situaciones. Peor aun es para el que sale a un pais desarrollado( de vacaciones por ejemplo), ve un verdadero transporte publico, compara y se da cuenta de esta mierd.. Cuatro personas en el asiento de atras de un carro, dos alante en el asiento del pasajero, personas colgando en la puerta de una guagua? ESO-NO-ES-SEGURO !!!!! DIOS AYUDAME A COMPRAR MI CARRITO A FIN DE A~NO... Gracias Bracuta!

Judith said...

Jaja, me estoy haciendo fan de tu blog y acabo de leer esta historia...yo vivo en Bavaro desde el 2005 y me he montado en esas guaguas 2 veces, una en el 2006 de SD a Bavaro y fue porque mi esposo y yo tuvimos que ir a SD al consulado mexicano a sacar visa que nos ibamos de vacaciones a Cancun y los pasaportes los entregaban al dia siguiente, pero no podiamos mandarlos a buscar sino que uno de los dos debia procurarlos y el se quedo pues yo tenia que ir a trabajar, pero al menos me toco el Expreso Bavaro y lo coji cerca de la Maximo Gomez. La segunda vez fue de Bavaro a SD, porque ese fin de semana ibamos para Santiago (somos de alla) y mi esposo estaba ya en SD y yo tuve que ir a cojer el famoso expreso y me paso como a ustedes, estaba lleno. Entonces tuve que cojer una hasta Higuey, dizque expreso pero se paro a recojer a unos morenos con un bajo a mono viudo y todo el mundo quejandose, y despues que me dejaron ahi en Higuey cojer otra expreso hasta el famoso parque Enriquillo, con los morenos de nuevo, pero gracias a Dios que se montaron bien atras. Pero mi esposo no sabia llegar al parque Enriquillo, jejeje, y tuvo que pedirle al conserje de su empresa que lo llevara que despues lo encaminabamos a su casa y asi fue que el llego. Y yo estaba cuando me baje de esa guagua que me moria del susto de tanta gente rara, suerte que mi esposo no tardo ni 5 minutos el llegar porque me iba a dar una vaina........hace como dos semanas vuelve mi esposo para SD y teniamos que ir a Santiago de nuevo y le dije si es contando conque yo me vaya a SD en la bendita guagua esa para juntarnos alla, no cuente conmigo, pues yo no me monto es eso mas, y el pobre viajo a Bavaro ese viernes desde SD para irnos entonces a Santiago el sabado!!!