Friday, June 09, 2006

In sickness and in health...

No me gusta hablar mucho de esto, pero estoy muy contenta y quiero compartirlo con ustedes.


Luego de pasarnos el día caminando por la ciudad de Atenas, llegamos a nuestra habitación del hotel para descansar. Mami fue al baño y desde allá me llamó. Cuando fui, me enseñó sangre en el inodoro. No nos preocupamos mucho; quizás había sido por el ejercicio, aparte de que mi abuela siempre había sufrido de pequeños quistes benignos en los riñones y quizás mami lo había heredado.
Era el mes de agosto de 1998 y mi papá, mi mamá, mi tía y yo nos habíamos ido de vacaciones al Viejo Continente para celebrar que mami había decidido retirarse. Nuestro viaje nos llevó a Inglaterra, Grecia y Egipto. Grecia era nuestra primera parada y como realmente la sangre en el inodoro era poca, tía Loly le dio a mami una de las pastillas que mi abuela bebía y nos dispusimos a seguir disfrutando nuestras vacaciones.
Cuando volvimos a Santo Domingo, casi un mes después, mami fue el ginecólogo y al urólogo. Los resultados del ginecólogo fueron buenos, no así los del urólogo. Luego de 46 años de fumar, la nicotina había cumplido su cometido: mami tenía cáncer en la vejiga.
La gente piensa que el daño del cigarrillo primero se refleja en los pulmones, pero el médico nos explicó que la nicotina entra a la sangre a través de los pulmones. De ahí circula por todos el cuerpo, pasando por los riñones y finalmente se deposita en la vejiga antes de salir por la orina. Las células de ese depósito son las que se convierten en cancerosas.
Comenzamos inmediatamente a buscar soluciones. El médico nos dijo que habíamos sido muy dichosos porque usualmente ese tipo de cáncer no da señales hasta cuando ya ha hecho metástasis, por lo que el factor tiempo nos había ayudado mucho. Inmediatamente operaron a mami para extraerle las células dañinas y le hicieron un examen posterior para verificar que ya no quedaba nada del tumor. Ya había llegado diciembre cuando los resultados arrojaron todo negativo, por lo que celebramos. No obstante, mi tío (el esposo de la hermana de mami) y mi primo son médicos radicados en Ohio y pidieron que les mandáramos muestras para ellos hacer sus exámenes por allá. En la cena de noche buena, mientras hacíamos la oración y dábamos gracias a Dios por la salud de mami, noté que a tía Loly se le aguaron los ojos y que tío Chico volteó la cara. Días después encontré la explicación: aunque los resultados de aquí habían dado negativos, los resultados de Ohio habían dado positivos.
Volvieron a operar a mami para tomarle nuevas muestras porque su médico estaba completamente seguro de haber extraído todo el tumor. Nuevamente los resultados arrojaron respuesta negativa. Los médicos de Ohio se habían equivocado.
A partir de ese momento nuestra vida, por lo menos la mía y la de mis padres, ha revuelto alrededor de los exámenes de salud. Por dos años los resultados siempre arrojaban resultados negativos hasta que un día fueron positivos. El cáncer había vuelto, pero manifestándose como otro tipo de tumor. Comenzaron nuevamente los tratamientos y esta vez mami se fue a Ohio a tratarse con un médico amigo de mis tíos, con el consentimiento de su médico local. Duró un tiempo allá y gracias a Dios el resultado fue muy bueno.
A medida que va pasando el tiempo, los “controles” (las operaciones para tomar las muestras y verificar que la enfermedad no ha vuelto) han ido espaciándose, pero siempre son épocas tensas en casa. Por razones que no vienen al caso, el control de febrero tuvo que ser hecho hace sólo par de semanas. Supuestamente los resultados iban a estar en par de días, pero entre el miedo de mami a llamar al médico y otras cosas que no vienen al caso, recién el Martes obtuvimos los resultados: la enfermedad no ha vuelto.
Mami tiene ya 5 años en remisión. Los médicos consideran este tiempo como suficiente para considerar a una persona como curada. Su médico, muy contento, le dijo que no tenía que verla hasta diciembre.
6 meses de tranquilidad para nosotros, por lo menos por el lado de mami.
-------------------------------------------------------------------------------------------
Papi no se estaba sintiendo muy bien al momento de ir al baño. Diabético al fin, tenía problemas para “orinar” (detesto esa palabra). Fue al urólogo (al mismo de mami) y le mandó a hacer un examen de PSA . Tenía los niveles muy elevados, así que en la consulta, luego de varios análisis más, le dio la noticia: tenía cáncer de próstata.
Al igual que cuando mami, la enfermedad había sido detectada a tiempo y no se había propagado. Como la vez anterior, se fueron unos meses a Ohio para recibir tratamiento (con el mismo médico de mami). En el próximo control posterior al tratamiento, los niveles de PSA habían bajado a menos de 1. El tratamiento había dado resultado.
Al igual que mami, papi vive constantemente haciéndose exámenes y verificando su nivel de PSA. Ya han pasado 4 años y a la fecha papi está libre de enfermedad.
-------------------------------------------------------------------------------------------
Mis padres son lo más grande que tengo en la vida, luego de Dios. No lo pensaría dos veces si me piden que diera mi vida por la de ellos. Todos los días le agradezco a Dios por su salud y le pido que les de más aún de la que tienen. Me preocupo mucho por ellos y sé que también ellos lo hacen por mí.
Por eso, si notan cada cierto tiempo que mis ánimos bajan, miren el calendario. A lo mejor estamos en fecha de control. Ténganme paciencia y pida por la salud de mis padres.
Es lo único que quiero.

7 comments:

laclaudis said...

entiendo perfectamente lo que estas pasando, eso me paso a mi hace 4 anos con mi mama...ahora es a nosotros que nos toca cuidar de los viejos! apreciemosle y honremosle mientras esten vivos!

Juan said...

Dear Eny,

I can relate. My family and I went through similar issues with both Grandmothers. Quedate positiva y fuerte, and just keep giving them the love and support that you always have.

Anonymous said...

Bracuta, recientemente he comenzado a leer tus escritos, me gustan mucho, pero lo que más valoro es ese toque humano, plenamente humano que descubro en todo lo que escribes.

Ánimo! estamos contigo, podemos entenderlo.

Que Dios te bendiga, acompañe a tu familia y a tus padres les regale siempre la salud.

Magda

Kiki A.Ortiz said...

no hay problemas ni enfermedades
no hay divorcio ni droga en la cale
ya no hay cancer ni sida ni males
(8)
para El no hay nada imposible para El!:D

oracion mana
DTB

Gabriela said...

Brac, entiendo por lo que estas pasando completamente. Es extrano, antes, cuando a mami le diagnosticaron la primera vez, todo el mundo se quedo en un shock increible... cancer, todavia no conocia mucha gente que sufriera de cancer.

Me parte el alma saber que tanta gente alrededor de mi esta o ha pasado por lo mismo que yo. Cuando hace no tanto, hablar de cancer todavia era algo de que uno en quejeyocuantos...

Animos, y acuerdate que Dios aprieta pero no ajorca.

Anonymous said...

Me uno a tu comentario, valoro tu conceto humano y familiar y mas que nada tu dedicacion y preocupacion por tus padres. Desafortunadamente perdi mi padre cuando aun era adolescente y no he tenido la dicha de tenerlo en varios momentos decisivos de mi vida, pero al menos me queda mi madre, y doy todo lo q puedo de mi para ella. Leer tu escrito ahora me hacen valorarte grandemente con ser humano.
Muchas bendiciones para tus padres y para ti, lo tengas por muchisimo tiempo a tu lado.

Rosy From DELAWARE said...

Hola Bracuta.
Me encanta tu Blog. soy una fiel lectora de remolacha.net y ahora una muy fiel lectora tuya despues de que remo puso tu entrevista (PPT) en su pagina. me encanta tanto lo que escribes que empeze a leer todo desde que abriste el blog, apenas voy por Dic. 2004. Me parece que eres una exelente persona, muy humana y quiero que sepas que todos tus lectores estamos contigo, que te queremos mucho y que oramos por la salud de tus padres.