Tuesday, December 26, 2006

Feliz Navidad cortesía de AA

En mi familia siempre ha habido tradición viajera. Parte de los esfuerzos de nuestros padres han sido destinados a que nosotros, sus hijos, hayamos podido conocer el mundo y las diferentes culturas de sus habitantes.
El Sabado durante la tradicional comida semanal familiar, estábamos comentando las historias de cosas que nos habían pasado durante nuestros viajes. Poco sabíamos que ayer se iba a integrar una nueva historia a nuestros cuentos.
Después de un año de mucho trabajo y esfuerzo, mi hermano y su esposa se iban ayer para Miami a pasarse el fin de año. Entre sus planes estaba ir a todos los parques de Disney, a todos los parques de Universal Studios, a Busch Gardens… en fin, unas Navidades muy entretenidas.
Mis padres se levantaron ayer bien temprano (a las 8 de la mañana) para llevarlos al aeropuerto. A eso del mediodía me dice mi papá que mi hermano lo llamó del aeropuerto para decirle que las bombas de gasolina del avión se habían dañado y que estaban esperando otro avión que les iban a mandar. Me olvidé del cuento y me fui a andar con mis amigas.
A las 6 de la tarde recibo una llamada del extranjero. Cuando tomo el teléfono una voz de una mujer que no conozco me dice “please hold for Mr. Pereyra”. Obviamente, era mi hermano, quien me contó la siguiente historia de terror.
Despegaron retrasados (obviamente) del AILA y tomaron rumbo hacia la vecina ciudad de Miami. En pleno vuelo, navegando a todos los pies de altura del mundo, las ventanillas de los pilotos (o del piloto, todavía no tengo la historia completa), explotaron. Como ustedes comprenderán, al avión sufrió una descompresión súbita. Me dice mi hermano que el piloto comentó después que podían pasar 2 cosas: el avión podía implosionar o simplemente iban de picada directico para el medio del mar (el resultado iba a ser el mismo: todos iban a filmar con los Cardenales). El asunto es que los pilotos, haciendo un excelente trabajo, lograron controlar el avión y aterrizaron de super emergencia (con bomberos, policías, cuerpos de rescate y todos los poderes) en la isla New Providence en Las Bahamas. Estaban esperando que American les enviara un nuevo avión (que estaba supuesto a salir de la isla a las 9:00 pm) para llegar a su destino.
Yo col cogí muy chillin después del susto inicial. Mi hermano me aseguró que estaba todo bien, que no les había pasado nada y que nos llamarían cuando llegaran a Miami.
De más está decir que nos pasamos la noche a la espera de la llamada. Tirando cálculos, le dije a mami que lo más probable era que el vuelo no iba a despegar a tiempo y entre migración, aduanas, alquiler de carro y llegada al hotel ellos estarían ya disponibles después de la media noche, así que lo mejor era que no perdiera el sueño por eso, ya que en el peor de los casos nos enteraríamos por CNN si pasaba algo (si, lo sé, puedo ser muy cruel en ciertos casos).
Esta mañana cuando me levanté todavía no habíamos sabido nada de mi hermano (llamábamos al móvil y estaba desconectado y no logramos comunicarnos con American). Mi mamá estaba casi histérica, sobre todo porque ella es medio creyente en “cosas” y le había cogido con que tenía 2 noches que no dormía por un mal presentimiento y eso.
Ahorita me llamó mami para decirme que por fin mi hermano había llamado y aparentemente la historia no había terminado. Cuando iban llegando a Miami les agarró una tormenta y el avión se fue en picada. En el aeropuerto había un desastre de gente. Llegaron al hotel a las 4 de la mañana, para colmo de males sin maletas porque los lindos de American las dejaron aquí. Mi hermano tuvo que regarse y decirles que el es diabético y que sus medicinas estaban en las maletas (porque gracias a las medidas anti mata-gente son pocas las medicinas que se pueden llevar en las manos) y que necesitaba sus maletas con urgencia. Esta mañana tuvo que salir a comprar cepillos y pasta de dientes porque ni eso tenían (ni pensar en subir una pasta de dientes como equipaje de manos). Mientras tanto, su itinerario se ha ido para la porra. Todas las boletas de los parques ahora están en veremos (porque las había comprado con anterioridad) y American ni siquiera tuvo la delicadeza de responderles o reembolsarles por los gastos adicionales (ni siquiera fueron capaces de darles hospedaje), porque según ellos no fue su problema (¿que se exploten las ventanillas del avión en pleno vuelo no es culpa de ellos? EN SU MENTE DE POWER RANGER).
I can see a lawsuit coming….
Por otro lado, mi otro hermano y su familia se fueron hoy de viajes. Rogamos a Dios para que no les pase lo que le pasó a mi otro hermano.
American como que debería chequear su flotilla de aviones, porque últimamente he escuchado muchos cuentos de problemas (como uno de un vuelo de Boston en el que el avión atterrizó “prendido en candela”).
Estoy loca porque llegue mi hermano, porque le tomó una foto al avión y me muero por ver qué fue lo que le pasó.

4 comments:

Will said...

umm, ta jodon eso de AA..vamso a tener que sacarle los pies..pero.. cual elejir?

Anonymous said...

Bueno, por suerte no paso peor el asunto...cada vez q vuelo me "recomiendo a Dios" como diría la sra. que trabaja en casa. American es asi de sencilla, la última vez que tuve el "placer de volar con ellos" tuve q cambiar el vuelo por retrasos y de todas formas tuve que pagar la friolera suma de 236 dolares de diferencia..aparte que solo te dan un agua de tenis que le dicen ellos q es té y un sobrecito con 3 palitos de queso mini y 5 manies....Delta es mucho mejor, ojalá amplien su rango de ciudades de destino desde aqui.

laclaudis said...

La ultima vez que viaje por american casi me da un infarto! a parte de que te atienden muy mal...el servicio es PESIMO y las aeromozas te miran con cara de odio...como si uno viaja gratis o si ellas te estuvieran haciendo un FAVOR! las tarifas son altisimas y se aprovechan de que tienen un monopolio con las demas lineas aereas de aki. Yo a veces he querido darme un viajecito pero si es en AMERICAN mejor no lo hago...mejor dense un viaje a bavaro o a interior del pais de fin de año..creanme...se van a ahorrar muchos malos ratos y su viaje no se les va a amargar...cosa que AMERICAN es experta en eso...yo soy tu hermano y le pongo una demanda que tendrian que cerrar la compañia...abusadores!

Anonymous said...

Wao I'm speechless, increible pero sabian que el pasado 17 de diciembre pase algo similar, bueno resulta que fui a tomarme una semana de vacaciones a santiago (RD) y de regreso a New York en el vuelo 1196 de la American Airlines el cual debio de haber partido a las 3:20 de la tarde estuvimos problemas casi similares, primeramente no nos informaron a tiempo lo que estaba sucediendo aun cuando ya habiamos abordado el avion, al parecer el avion tenia problemas con la tapa del tanque del combustible,porque no se podia abrir, luego llegaron como una docena de bomberos y mecanicos los cuales parecian robots por la vestimenta que traian puesta( mientras tanto todos los pasajeros estaban desesperados y asustados incluyendome a mi y en un momento pense salirme del avion y montarme en otro, pero luego me di mucho valor a mi mismo y le rogue a Dios que nos ayudara, luego el capitan del avion nos prometio que ellos jamas iban a poner sus vidas ni las de los pasajeros en peligro y que ya el problema se habia resuelto. Alrededor de las 5 y media de la tarde una vez el vuelo despego todo marcho bien por lo menos los primeros 25 minutos de vuelo, luego hubieron decenas de turbulencias las cuales los pilotos nisiquiera anunciaban con anticipacion, incluso justamente un minuto de habernos servido la cena el avion dio un bajon tan fuerte que toda la comida y y las bebidas de los pasajeros se fueron a pike al suelo, fue algo horrible, en esos minutos todo el mundo rezo porque no nos quedaba de otra, luego nisiquiera nada dijeron absolutamente nada, les juro que esas 3 horas fueron las mas agobiante de mi vida, al final podimos aterrizar en el aeropuerto JFK no antes de que los pilotos aterrizaran de una forma tan brusca que todo el mundo penso que el avion se iba a prender en llamas, al menos pudimos llegar sanos y salvos a NY pero si le exhorto a TODOS USTEDES no comprarle un boleto a la AA ni regalado que lo den ya que son bastante irresponsables y tratan a los pasajeros de una forma muy humillante como si fueramos de otro planeta o como si nuestro dinero que con tanto sacrificio no los ganamos no valiera nada. Luego de esa experiencia puedo decir que hasta me he acercado mas a Dios y en realidad comprendi de que Dios hace milagros y uno de ellos fue el traerme con vida a NY.