Tuesday, January 02, 2007

Al final del día, tuvieron la razón.

Para nadie es un secreto que fui de las que públicamente expresó su descontento cuando el Gobierno adoptó las medidas de prohibición de expendio de bebidas alcohólicas. Todavía al sol de hoy encuentro arbitrario el que los lugares tengan obligatoriamente que cerrar a la hora pautada aunque no vendan alcohol. La forma en que han estado haciendo las cosas tampoco la apoyo. Sin embargo…
A la larga, las autoridades tuvieron la razón.
Ahora hay una nueva medida, que muchos han criticado, pero en la cual también tienen la razón. Me refiero a la prohibición de consumo de bebidas alcohólicas en los vehículos y demás.
¿Por qué este cambio de pensar?
Sencillo. Los Dominicanos tenemos problemas de control. Nos dan una uña y nos apropiamos del cuerpo entero. Nos dan libertad y la convertimos en libertinaje. Esto hay que pararlo.
Me explico.
Desde que se levantó provisionalmente las medidas por motivo de las Navidades, aumentaron considerablemente los casos de accidentes y muertes.
La gente no se sabe controlar.
Ya a mí de verdad me estaba dando plin el que las fiestas terminaran a las 12 ó a las 2. Realmente, quizás porque estoy medio cansada de la calle, ya me había acostumbrado. Eso no quita que piense que es una violación a mi derecho de libre tránsito, pero prefiero estar tranquila en mi casa a que venga un pendejo borracho y me "desgracie" la vida.
Todos nos vivimos quejando de nuestro país. Todos vivimos quejándonos de que vivimos en un desorden desorganizado. Sin embargo, cuando las autoridades toman las medidas de lugar para organizar el desorden de una vez arrancamos a quejarnos.
Ahora la última moda es quejarnos porque no podemos llevar bebidas alcohólicas abiertas o consumirlas en el carro.
¿Acaso a le gente se le ha olvidado que el consumo de bebidas alcohólicas mientras se maneja está prohibido por Ley?
Lo que pasa es que nos acostumbramos demasiado al desorden organizado. Nos acostumbramos a ignorar la Ley y a hacer lo que nos diera la gana. Nos dieron libertad y la convertimos en libertinaje.
Nos quejamos y decimos que aquí esto sólo lo arregla una mano dura. Pues bien, ha venido la mano dura, pero entonces nos molesta que organicen este desastre y que pongan orden donde durante décadas sobre hubo líos, y no necesariamente de ropa.
Recuerdo una vez que alguien vino de visita y lo sacamos a pasear. Entre los paseos, pasamos por un drive-thru y compramos alcohol. El invitado se asustó al ver lo que estábamos haciendo (en los países civilizados esto no sucede) y nos reímos al explicarle que aquí a las autoridades esto no le importaba. Tanto fue así que cuando salimos del drive-thru sacamos las botellas por las ventanas y brindamos, bajo la mirada permisiva de 2 policías que estaban ahí.
Antes este era el país de las maravillas, donde con 100 pesos sobornábamos a las autoridades, donde consumíamos bebidas alcohólicas mientras manejábamos, donde no reinaba el orden, sólo el caos.
Las medias son duras, pero creo que son la única forma para ponerle un paro a todo lo malo que está pasando.
Nos dieron libertad, pero no supimos manejarla. Ahora estamos pagando las consecuencias, pero estoy segura que es para un mejor porvenir.
El orden debe comenzar por nosotros. El respeto debe comenzar por nosotros. En nuestras manos está nuestro destino. No desaprovechemos lo que tenemos; démosle el mejor uso posible.
Nuestros hijos nos lo agradecerán.

5 comments:

laclaudis said...

Excelente Post! Digno de una persona con sentido comun y consciente!
Feliz año nuevo Bracuta!

Cabrit0x said...

Estás equivocada desde el primer concepto: Libertad. Dices que "nos dieron" libertad. En realidad, el ser humano es libre desde que nace y no es algo que "nos da" un gobierno.

El hombre es libre de ser libertino ¿Qué hay de malo con ser libertino? Yo conozco muchos libertinos muy buena gente....Y conozco gente que respeta tus leyes y son lo peor de lo peor.

El problema aquí viene dado por otras razones. El gobierno se preocupa más por multar y prohibir que por obligar a INDEMNIZAR a aquellos que han hecho algún daño a alguien o a la propiedad de alguien. Cuando se obligue a COMPENSAR fuertemente a todo aquel que rompa con los derechos de los demás entonces no habrá necesidad de multas ni de prohibiciones inútiles que tan solo generan problemas mayores que los que se pretendían eliminar.

No se debería respetar ninguna ley que no sea criminal....Y hasta donde tengo entendido, beber (o vender bebidas) en cualquier circunstancia u horario no lo es. Lo que debe castigarse con FUERZA es si el acto de beber (o cualquier acto) llega a perjudicar a alguien.

No estoy para nada de acuerdo contigo.

Anonymous said...

Mira, yo no soy gente de andar tan tarde en la calle (aunque si tengo que amanecer, vamo arriba) y siempre me recogo temprano, asi que cuando impusieron las medidas esas, a mi realmente me dio lo mismo.

Lo que me da cuerda con la gente de este país (y me incluyo) es que como tu mencionas, simpre estamos pidiendo mano dura y alguien que arregle esto pero cuando hacen algo para organizarnos aunque sea un chin, de una vez vienen las quejas y las protestas.

Tal vez no fue la mejor manera ni nos dieron tiempo para prepararnos, pero al final resultó que la restricción era necesaria y la cifra alarmante de muertos desde el 24 hasta antes de ayer les dió la razón.

Tu sabes lo que es eso, porque quitaron la restricción viene todo el mundo a beber como que el mundo se iba a acabar. Y se acabó para los que se accidentaron bajo los efectos del alcohol. Vergüenza deberia de darnos que la gente adulta de este país no sepa lo que ela moderación.

Si era cierto que las medidas fueron erroneas, nos encargamos de desmentirlo y probarles lo contrario.

Ahora, no nos quejemos con lo próximo que venga para que no hagamos el ridículo nuevamente.

Cabrit0x said...

El problema de la mano dura es que todos la piden por aquellas actividades o "malas costumbres" de los demás. Nunca por las nuestras.

Si vemos que alguien hace algo que incomoda a los demás SIEMPRE pedimos mano dura para con esa persona. PERO NUNCA la pedimos para nuestros propios defectos. En realidad, lo que se quiere es que se aplique la violencia para todo aquello que es diferente a nosotros.

Si me preguntan a mi, yo prefiero vivir con los típicos inconvenientes de tener demasiada libertad a vivir con los típicos inconvenientes de tener demasiado poca.

Ninguna agencia gubernamental debería tener el poder para autorizar o restringir la venta de un producto. No somos libres porque el Gobierno nos lo permita: la libertad no es una licencia política, sino un derecho del individuo frente al poder político. Los individuos han interiorizado de tal manera el mensaje de que el Estado es la fuente de toda autoridad, incluso moral

Anonymous said...

Realmente un Post bien Concienzudo, yo tambien yo me encontre bien fuertes las leyes en el momento de su creacion pero me he dado cuenta de sus beneficios.

Lo unico es que a veces se aplica de una manera un poco arbitraria pero debe ser asi.

Cuantas vidas se habran salvado???