Tuesday, January 02, 2007

El educado

Ayer fui a tomar la clásica sesión de fotos del primer amanecer del año. Cuando llegué a la Autopista 30 de mayo no había un solo carro por donde me estacioné (tampoco lo hice muy lejos pues tenía miedo de que me asaltaran, pero estaba a una distancia prudente de los demás). Saqué mis cámaras, monté mi trípode y me preparé a entrar en sintonía con la naturaleza. Comencé a darle gracias a Dios por el viejo y el nuevo año, y sobre todo por todo lo bueno que estoy segura está por venir. Me sentía en paz, en armonía con mis alrededores… hasta que llegaron 5 carros de corrido, con un musicón "a todo lo que da", bajaron neveritas, comenzaron a vocear y a bailar.
Los miré de reojo. Me sonreí (¡juventud divino tesoro!) y continué tomando mis fotos, tratando de bloquear de mi mente el moro de música que luchaba por quitarme la concentración. Como a los 15 minutos oigo la clásica voz de un AMET por la bocina de la patrulla:
Vayan apagando la música esa. Ya ta bueno. Ahí atrá vienen las grúas y se los van a llevar a todos si no se quitan. Ya tá bueno. Váyanse para sus casas que ya la fiesta pasó. Se les está avisando para que después no se quejen. Ya tá bueno”.
Miré hacia la derecha y vi un desfile de carros de AMET. Realmente no entendí cuál era su problema. La prohibición de expendio de alcohol iniciaba esa noche. Además, la espera del amanecer en el Malecón es una tradición en nuestro país... pero a la autoridad no se le discute. Seguí tomando mis fotos hasta que vi otro desfile de grúas que se acercaba a nosotros. Una de esas grúas se paró frente a mi jeepioneta, por lo que me acerqué a uno de los oficiales a preguntarle qué era lo que pasaba.
Yo: “Buen día y feliz año. ¿Hay algún problema con estacionarse a esperar a ver la salida del sol?”
Oficial: “Buen día jóven y feliz año para usted también. Lo que pasa es que no se puede estacionar aquí.”
Y: “¿Y por qué? El contén no está pintado de amarillo y hasta donde sabía eso de no parquearse funciona sólo en el Malecón y ésta es la 30 de mayo.”
O: “No, aquí tampoco se pueden parquear.”
Y: “¿Pero eso es una medida nueva? ¿Dónde la publicaron que no la ví?”
O: “No, eso siempre ha sido. Lo que pasa es que ahora usted sabe que los jefes están aplicando las leyes.”
Y: “Pero fíjese. Yo no estoy tomando alcohol ni con música alta. ¿También tengo que irme?
O: “Si. Pero mire, si usted quiere, quédese un ratito más en lo que toma sus fotos.”
Y: “Lo que pasa es que yo espero la salida del sol…”
O: “Ah bueno. Ahí si no. Pero si usted quiere, de la vuelta y parquéese en esa calle de ahí que ahí no hay problema, entonces cruce la calle y siga tomando sus fotos. No se apure por su carro, que está seguro, ni por usted tampoco, que no la van a atracar.
Y: “¿Si? ¿Me puedo parquear ahí y cruzar? ¡Perfecto! ¡Pues muchísimas gracias y que tenga un feliz año!”
O: “Vaya con Dios…”

Ni corta ni perezosa, recogí mis equipos, me monté en mi jeepioneta y me estacioné donde me habían indicado. Crucé la avenida y seguí tomando mis fotos, tranquila, sin el musicón y la bebedera que momentos antes había intentado perturbar mi paz mental.

Lo felicito, señor agente, porque hablando la gente se entiende. Lo felicito porque no me faltó al respeto, porque me explicó lo que pasaba, porque entendió que una ciudadana como yo, que soy quien le pago su sueldo, quería hacer algo y usted, en vez de entorpecerme, me ayudó a hacerlo. Lo felicito, porque a diferencia de su superior que se dirigió de una forma tosca contra sus jefes (porque el que le paga el sueldo a uno viene siendo su jefe), usted fue cortés, amable, educado y servicial. Lo felicito, porque me trató como un ser humano y no como un animal.
No tomé su nombre, pero ojalá que llegue lejos en su profesión.

8 comments:

Anonymous said...

amo a la gente educada....no es tan dificil serlo y causa un mundo de diferencia

Anonymous said...

lastima que no pudiste tomar el nombre y lastima que no existan mas agentes como es, todos deberian ser asi, para poder ser un pais mejor.

Anonymous said...

Buena diplomatica que uso el oficial con usted. Esto es algo muy positivo para la policia que mucho lo nesecita para cambiar su imagen negativa.

Anonymous said...

Caramba, todavia hay caballeros y todavia hay policias que no creen que son dioses por el uniforme que llevan, que refrescante es leer lo que contaste

Anonymous said...

Que bueno que te encontraste con un agente así ya que los policías y militares de este país no se caracterizan precisamente por su educación.

Pero ahora que lo pienso, parece que les estan bajando línea a todos porque en la esquina de mi edificio hay tres patrullando desde hace un tiempito y siempre estan saludando a la gente y contestando las preguntas que les hacen.

Debe ser algo psicológico pero yo me siento más seguro cuando los oficiales del orden adoptan esta actitud protectora. Y la gente de por aquí también lo percibe así.

Anonymous said...

ojala y pudieras conseguir el nombre de ese oficial. si lo consigues publicalo que yo personalmente me encargare de hacerle un reconocimiento pueblico y si ya esta serca en el escalafon hasta un cambio en su rango... para que sus compañeros vean que trabajando bien se llega lejos

Cuantico said...

Aunque la mayor parte de la policia nacional y amet sean unos maleducados aun existen...

Tube la suerte al igual que tu, q una de las pocas veces que tube que toparme con un policia lo hizo muy diplomaticamente y como 'attachment' me dio consejos de la misma manera como lo hizo ese oficial contigo!...

Saludos!

lizzie González said...

Mira como nos asombramos con lo que se supone deber ser normal... felicidades a él que no se ha dejado podrir por los otros.