Tuesday, March 31, 2009

Fui, ví y vencí

Y en contra de todas las predicciones, estoy viva.
Bueno, obviamente si están leyendo esto implica que volví viva de mis vacaciones.
Les cuento.

Estas vacaciones se hicieron para "resarcir" las que fueron accidentadas en el 2007. Muy ansiadas y esperadas, porque en principio las íbamos a tomar en enero pero al mami "podrirse" y tener que ser operada, las tuvimos que posponer hasta ahora.

Ya se imaginan lo que pasó cuando me enfermé a 1 semana de tomar el vuelo. Peor aún cuando me tuvieron que internar. A puro "cocotaso" me paré de la cama (por necia, no por más nada), hice maletas a medias (léase, tiré la ropa en la maleta, entre pieza y pieza tenía que tirarme en la cama porque las náuseas y el mareo no me dejaban ni pensar) y el Sábado en la mañana estaba sentada en el carro camino al aeropuerto, con más miedo que vergüenza porque me sentía super mal (casi como me sentía cuando tuvieron que internarme).

Un algodoncito empapado de alcohol, muchas oraciones, unas cuantas "sesiones de devoluciones" y estaba sentada en el avión. Tremendo lo que me esperaba: tenía que manejar (porque papi por la edad ya no puede alquilar vehículos en los USA) y me iba a montar en un barco, donde se hace de todo menos estar estático (rezando para que no hubiese mucho mal tiempo en el mar).

Prueba de que me sentía mal es la falta de fotos de los primeros 3 días el viaje, sólo tomé esta desde mi iPhone:

IMG_0080

Dormité en el avión, recé, oré, pedí, supliqué... y cuando atterizamos en Miami me sentía mucho mejor (sólo hay que pedir, Dios otorga).

En Miami nos la pasamos tranquilos. Nos juntamos con familiares y amigos (digo "nos" porque mi cuerpo estaba pero mi cabeza no). Lo más emocionante fue ver el despegue del transbordador desde la ciudad.

Algo jocoso: nunca había visto un despegue "en vivo". Estaba antojada de comerme un sandwich de Subway y le pedí a tía Loly que me acompañara a buscarlo. Estaba manejando y al doblar una esquina me topé de frente con esto:

IMG_0084

(Si, yo se que no se ve nada, pero eso es porque es una foto, "en vivo" se veía grandísimo)

¡Me dí un susto! ¡Pensaba que era un misil o un ataque terrorista! Pegué un grito que casi le da un infarto a tía Loly pero inmediatamente recordé que antes de salir estaba viendo en las noticias lo del despegue. Me turbé un poco, no atiné a sacar la cámara y sólo pude tirar fotos desde mi iPhone.

Realmente me sentía tan débil que ni siquiera llamé a mis amistades en Miami para juntarme con ellas (sorry Dude, Muri Guri de la Buri Uri). No tenía fuerzas para mucho y tenía miedo de podrirme de peor manera y tener que definitivamente cancelar el viaje.

Si quieren ver las pocas fotos que tomé en Miami, hagan click aquí.

El Lunes manejamos hasta Fort Lauderdale, donde tomaríamos el barco en Port Everglades. Nunca había tomado un crucero desde Port Everglades. A decir verdad, nunca había tomado un crucero que partiera desde los Estados Unidos (porque Puerto Rico NO es los Estados Unidos. Por otra parte, tenía años que no visitaba países latinoamericanos (porque Puerto Rico nuevamente no se cuenta); creo que la última vez que visité uno fue en 1989 cuando fui a Cuba, así que este viaje sería muy interesante. Aunque he viajado por todos los Estados Unidos (y Puerto Rico), Europa y algunos países de Asia y Africa, en latinoamérica sólo había visitado, aparte de Cuba, a Venezuela y Colombia (hace más de 20 años).

Esta vez navegamos por el Celebrity Constellation, hermano del Millennium (el que tomamos en el 2007), de Celebrity Cruises. Ambos barcos son idénticos, así que no dí mi acostumbrado paseo de reconocimiento inicial pues "técnicamente" sabía donde estaba todo. La primera noche me quedé tranquila en la habitación. Estaba cansada y mareada; tenía que guardar fuerzas para el resto del viaje.

El segundo día nos lo pasamos en alta mar. Por la noche fuimos a cenar al restaurante, donde le cantamos happy birthday a mami, quien había cumplido años el Lunes 16. Yo me la pasé durmiendo el día entero, mi deporte favorito.

Si quieren ver fotos generales tomadas en el barco, pueden hacer click aquí.

El Miércoles visitamos George Town, Gran Caimán (donde uno compra las compañías y donde "tan tó lo cuarto del mundo"). Es una islita pequeña pero limipiecita. Ahí fui al "infierno" o a "Hell", donde ví al "mismisimo". También vimos unas cuantas igüanas "silvestres" en la carretera.

6

Si quieren ver más fotos de Gran Caimán, pueden hacer click aquí.

La próxima visita fue a Cartagena de Indias, Colombia, una de las sedes del Tribunal de la Santa Inquisición Española. Esperaba algo más, pero lo que me encontré fue una ciudad pobre, con muchos indigentes, sucia y descuidada. Quizás fue culpa del "guía" del taxi que no me supo enseñar los atractivos de la zona, pero me sentí que estaba entre VillaCon, Villa Juana y la Zona cuando estaba aún más sucia (sin ofensa para las anteriores).

7

Si quieren ver más fotos de Cartagena, pueden hacer click aquí.

En esta ciudad comencé a edificar la percepción que compartiré con ustedes en un próximo post.

La próxima parada fue Colón, Panamá. Me sentí super ignorante, pues no sabía que en este puerto estaba el Canal de Panamá hasta el día antes de llegar. Me puse super contenta porque no conocía el canal, siendo este uno de los lugares que quería visitar antes de morir. No pudimos visitar la famosa Zona Libre pues era Domingo y todas las tiendas estaban cerradas (para tristeza de mami y tía Loly y alegría de papi), pero sí fuimos al Canal.

Señores, ¡qué "aperidad"! Fue una expericia chulísima, sobre todo porque tuvimos la oportunidad de ver barcos pasando las exclusas.

Respecto al resto de la ciudad, me dió mucha pena ver lo abandonadas que estaban las instalaciones que los Norteamericanos habían entregado junto a la administración del Canal en 1997. Se veía a leguas que cuando las entregaron estaban en buenas condiciones, pero ahora no sirven ni para nido de ratones.

Otra cosa que vimos fue un mini zoológico. Es el caso de un señor que rescata animales salvajes, los cría sin son pequeños y los cura si están enfermos y luego los devuelve a la naturaleza. Ahí un mono le arrancó una fundita de comida a tía Loly y otro le "jaló" la camisa a mami par de veces.

8

Si quieren ver más fotos de Colón, pueden hacer click aquí.

Una cosa que me asombró fue el hecho de que en todos estos países los animales "salvajes" andan libres, y cuando digo animales quiero decir monos, ocelotes, perezosos, etc... tranquilos en la calle como cual perro en Santo Domingo.

El próximo puerto fue Puerto Limón, Costa Rica, segundo puerto de importancia del país. Aquí hay plantas de Dole y Del Monte (visitamos una plantación de guineos de una de ellas), pero aparte de esto y de ver cómo el mar se retiró en un famoso terremoto años atrás, me pareció estar andando por Cevicos (sin ofensa para los Ceviquenses) con la excepción de que pudimos ver de cerca a un perezoso y del asombro de observar que todas las casas de la ciudad tienen techo de zinc.

9

Si quieren ver más fotos de Puerto Limón, hagan click aquí.

El último puerto antes de volver a los Estados Unidos fue Cozumel, México. Tremenda sorpresa me llevé al enterarme de que era una isla (tengo que hacer un refreshment course de geografía latinoamericana). La isla es super cool, destino preferidos de buceadores, visitada por un asombroso número de 26 cruceros semanales (si aquí nos pusiéramos en órbita lograríamos más visitas). Visitamos una mini-ruina Maya en El Cedral y paseamos por la playas y la ciudad.

10

Si quieren ver más fotos de Cozumel, hagan click aquí.

Ya finalizado el crucero, manejamos de nuevo a Miami, donde tomamos el avión que nos trajo a casa.

---------------------------------------

No se pueden quejar, ¡creo que es la primera vez que hago un post completo de mis vacaciones!

3 comments:

Laura E. said...

Muy interesante!
que bueno que descansaste :D
Bendiciones!

Solange Pérez Mella said...

Que chulo!
Tengo desde hace un tiempo queriendo irme en crucero pero me faltan unas cuantas cositas $$$ y aun no se por donde irme!

Ya vere! por lo menos disfrutaste tus vacaciones y estos meses tan estresantes!!

Saludos!

Anonymous said...

Al final lo que me interesa saber es, ¿como estás?, ¿te mejoraste?, si es así ¿a partir de que momento dejaste atrás las dolencias y malestares?.

El viaje se ve que fue súper interesante y bueno de lo cual me alegro.

Y zassss! me hiciste hacer un viaje relámpago con la magia de "Google Earth" a visitar Cozumel, pues tampoco sabía que era una isla. Haciendo un montaje con photoshop es más o menos del tamaño de la provincia de Salcedo.

Geovanni Pastrano