Wednesday, June 10, 2009

¿Curioso o entrometido?

Estoy desde ayer observando y filosofando sobre la naturaleza del Dominicano.

Todavía no he logrado descifrar si es que somos curiosos o simplemente entrometidos.

No importa la clase social, no importa el nivel de educación... son costumbres generalizadas.

Ayer me pasé gran parte del día en Registro de Títulos en La Vega. Desde temprano en la mañana había decidido que me pasaría el día "roca izquierda" para ver la reacción de la gente a actitudes poco comunes.

Estuve esperando 2 horas y media a que me atendieran. Mientras pasaban los minutos, llevé a cabo el experimento de no dar información. Me explico.


Como a los 10 minutos de estar sentada, el señor que estaba frente a mi se volteó y me preguntó qué número yo tenía. ¿Qué le importaba a él qué número yo tenía? ¿Qué diferencia iba esto a hacer en mi vida o en la de él? Ninguna, ¿verdad? "Uno ahí" fue mi respuesta. El señor se sonrió (o medio se sonrió, porque le faltaban unos cuantos peloteros) y siguió hablando con otro. Mientras tanto, yo me estaba poniendo mala de la risa internamente.


En las próximas 2 horas y pico 4 personas más me hicieron la misma pregunta y recibieron de mi la misma respuesta. Un señor me preguntó 2 veces y yo con mi casa muy seria le respondí los mismo sin inmutarme.


Para entretenerme en lo que esperaba em puse a jugar con el iPhone. De pronto la cabeza del señor que estaba a mi lado giró 90 grados y sus ojos no se depegaron de la pantalla de mi teléfono. Aguanté como 5 minutos pero después decidí hacer otro experimento. Viré violentamente la cara hacia su dirección y me quedé mirándolo fijamente sin emitir palabra. Dió un brinco, levantó la vista asustado y viró la cabeza hacia el otro lado.


Nuevamente, yo me estaba mueriendo de la risa internamente


Hace unos minutos me monté en el elevador de Casa Virginia, tomándolo desde el sótano. Junto conmigo se montó un jovencito de unos 10 años. Los dos nos dirigiámos al mismo piso (el 3ro), así que el botón de ese piso estaba iluminado porque yo lo había presionado. El ascensor hizo una parada en el 1er piso y una señora muy  "popof" se montó. "¿Para qué piso va?" me preguntó luego de mirar el panel del ascensor. La miré con cara de medio idiota (no de yo idiota, sino de ella idiota), y miré al panel. O sea, la lógica me indica que si usted se monta en un ascensor donde ya hay 2 personas montadas y al montarse ya hay 1 botón oprimido, como que se cae de la mata que esas personas van a ese piso, ¿verdad? Ella me mira y me dice "bueno, van al spa, al salón o a las oficinas, sobre todo como andan acompañados." "Señora", le dije "usted está suponiendo eso, porque el joven y yo no nos conocemos". "Ah, yo pensaba que andaban juntos" fue su respuesta al salir del ascensor con cara de asombro.


Otra vez estaba yo riéndome internamente....


¿Qué creen ustedes? ¿Curioso o entrometido? Siéntanse en plena libertad de compratir anécdotas....

8 comments:

Mrs. Piggy Rod said...

Bracuta los dominicanos somos frecos y metiches eso nadie lo puede negar. Eso me ha pasada en innumerables ocasiones, y siempre es un dominican@ el que, en alguna sala de espera, me pone conversacion queriendo saber desde que hora estoy ahi, por que y para que...

Los dominicanos somos como el "carelibro" ... "lleva vidas".

Dilia. said...

Yo creo que los/as dominicano/as somos "entrometidos"...o frescos? o "pasaos"... yo creo que todo se resume también en la falta de respeto al derecho ajeno. Que se deje al otro/a tranquilo/a. Si no es con usted, no se meta. Si no lo han invitado a hablar, a participar, no se meta. Pero debo confesar que yo también soy una entrometida, sobre todo en poner conversación o opinar de un tema cuando estoy en una sala de espera en cualquier sitio. Esto lo hago generalmente. Ahora me acaba de comentar una compañera de trabajo extranjera, que al principio se sorprendía en la guaguas cuando todo el mundo se ponía a opinar de un tema... pensaba que eran conocidos o familiares! Pero no.. es que somos entrometidos ;-)

JPena said...

Buenísimo experimento, creo que el dominicano es muy entrometido, aun cuando le pones mala cara. Recuerdo en mis tiempos que tomaba guaguas públicas, aunque siempre andaba con unos auriculares en los oídos y procuraba la ventana si miraba a mi lado fueron muchas las veces que notaba que la persona sentada al lado estaba hablándome, aunque obviamente yo no escuchaba. Sonreía y procuraba no volver a mirar para allá.

A los taxistas le encanta entablar conversación, parece que se pasan el día muy aburridos.

Anonymous said...

Pero, jovenes sera sierto que nos van a quitar el derecho de todo buen dominicano,portador de cedula de indentidad personal, votante,amate de un juego de pelota,una mano de domino en una esquina,conosedor de la buena cocina callejera.Es sierto que hasta el derecho a Meternos en las vidas ajenas,Preguntar cosas que nada tienen que ver con nosotros,
hasta eso lo estamos perdiendo en la republica dominicana.... REALMENTE ES EL FIN DEL MUNDO!!

elrincongozoso said...

Somos "Averiguaos" "Come Bocas" "Lleva Vidas", etc.

Buen Experimento, jeje

http://www.freedom.ws/lary85

Victor W. Gomez C. said...

Bracuta, somos todo lo anteriormente dicho, y un poco mas, pero ante todo somos DOMINICANOS!!!!

Justin case said...

Creo que somos calidos, en otros paises la gente vive su propia vida, aqui todos nos ayudamos llevando las ajenas, por eso somos como somos(como que sono a aquel programa de antes)

Hipólito Delgado said...

hey tu eres maldaosa!