Monday, November 02, 2009

Jonaseando con Tata

Para que entiendan este post tengo que contarles otro de mis grandes secretos (y de este estoy MUY orgullosa): I was a boy-band fan.

Si, a principios de los años 80 yo era una fanática empedernida y enferma de los boy-band de la época: Los Chicos, Los Chamos, Menudo.

Para todas aquellas personas que no llegan a la edad suficiente para saber de qué estoy hablando, sólo les informo que de Los Chicos surgió Chayanne, de Los Chamos el Chamo Gabriel (actor famoso de telenovelas) y de Menudo Robi Draco Rosa y Ricky Martin.

En mi época, éstos eran los Jonases.

Ustedes no entienden la enfermedad que yo tenía con esa gente. Semanalmente mis padres se veían sometidos a la tortura de ver a su hija menor realizar una presentación (con todo y coreografía) de los álbumes (LP's) de estos artistas. Yo los ponía en el tocadiscos y, micrófono (hecho por mí) en mano, me pasaba horas cantándole a mis padres (y ellos, los pobres, se pasaban horas muertas viendo mis "presentaciones").

Todas las veces que los grupos vinieron (porque vinieron varias veces) mis padres tuvieron que llevarme a verlos a dónde se presentaran.

Para muestra un botón. En el video que ven debajo, fíjense en el minuto 4:19. ¿El lugar les parece conocido? Es el Palacio de los Deportes. Yo estuve en ese concierto. Vinieron Los Chicos, Los Chamos, Yuri y Unicornio y de contraparte local estuvieron Gotas de Ámbar (A-M-B-A-R, porque soy Ambar piedra dorada, porque yo tengo el alma encantada) y Glenys Díaz (a a a, e e e, i i i, o o o, u u u, tú tu tú, aeiou).



Tanto fue así que, aprovechando que uno de mis tíos era Gerente de uno de los hoteles más grandes y lujosos de la ciudad, donde estaban hospedados Los Chicos, acompañé a mi prima Ima y a sus amigas a conocerlos. A su habitación. Y cuando entré, le pisé un pié a Tony (uno de los integrantes) y todavía conservo ese zapato como recuerdo.

Y para cerrar, me place informarles que conservo TODOS los LP's de la época y tengo TODAS sus canciones en mi iPod.

But enough about me.

Viendo todo esto, no pude perder la ocasión de llevar a Tata a ver a su grupo favorito al Estadio Olímpico Félix Sánchez.

Si, hablo de los Jonases, aka The Jonas Brothers.

"Encamisadas" con nuestras respectivas camisitas de los Jonases, a eso de las 4 de la tarde enfilamos para el Estado Olímpico.

IMG_0696


Luego de dar varias vueltas tratando de ubicar a las amiguitas de Tata, decidimos ponernos en fila y encontrarnos con ellas dentro del Estadio. Debo decir que la longitud de las filas me sorprendió; hora y media después no nos habíamos movido ni medio centímetro cuando de pronto comenzamos a movernos. De un momento a otro un seguridad vino y nos dijo que había una entrada vacía y ni cortas ni perezosas arrancamos para allá, por donde entramos sin mucho incoveniente (la desorganización siempre impera en nuestro país).

Ya adentro nos encontramos con las amigas de Tata y nos dispusimos a esperar que comenzara el concierto.

IMG_2990

La verdad hay que decirla. Asistieron muchas personas, pero el Estadio NO estaba lleno. Las gradas Oeste (donde estábamos) estaban llenas hasta donde fueron habilitadas (no todas las gradas estaban habilitadas, como podrán ver):

IMG_3001

Las gradas Este estaban ocupadas en 1/4 de la parte que estaba habilitada. La zona de terreno/VIP sí estaba llena, pero al igual que las demás zonas, sólo en la parte que estaba habilitada (como un 50% del espacio físico):

IMG_3002

(Pensándolo bien, a 5, 13 y 20 mil pesos, aunque estaba habilitada sólo en un 50%, son unos chelitos largosssss)..

A eso de las 6:30 pm comenzó a tocar la banca local Boca Tabú. De inmediatio me di cuenta que el sonido estaba PÉSIMO y si iba a ser así cuando tocaran los Jonases nada más que iba a ser un desastre.

A eso de las 7:30 pm subieron los Jonases (sin mucho bombo ni platillos) y comenzaron a tocar.

IMG_3056

Estuvieron cantando hasta pasadas las 9 de la noche. Por mi parte, yo sólo conocía 1 de sus canciones, pero el hecho de ver a Tata cantar a pleno pulmón y gritar hasta más no poder lo valió todo. Eso sí, el sonido fue HORRIBLE (yo no entendía nada; alguien me comentó que hablaron en Español pero yo no escuché nada), por lo menos para los que estábamos en las gradas (a la salida me topé con una buena amiga que estaba en la zona de terreno y le comenté del problema del sonido, ella me comentó asombrada que escuchó excelentemente bien todo el concierto... go figure where the money makes the difference).

Estando allá me topé con la Chichi Linda, quien había llevado a sus hijas, y me estuve "textiando" con @dilialeticia, quien también había llevado a las suyas (aunque no nos pudimos ver).

Anywho...

Lo importante fue que Tata pudo ir a ver a sus queridos Jonases y yo pude revivir aquellos momentos de mi niñez donde yo, al igual que Tata, grite, canté o bailé hasta más no poder al ritmo de mis boy-bands favoritos...

Si quieren ver más fotos, hagan click aquí.

3 comments:

Dilia L. Jorge Mera said...

La verdad que ese era el comentario de las madres y tías que estuvimos acompañando a nuestras hijas e hijos al concierto: los Jonas son los Chicos, los Chamos y Menudo de nuestra época. Y la verdad que viendo a mis hijas como se volvieron locas con los Jonas me recordaron mi época y por eso las acompañé porque yo sé lo que se siente :-) A mi particularmente los que más me gustaban eran los Chamos! mierquina! Y finalmente, comparto todo lo que comentas del desenvolvimiento del concierto, sobre todo el sonido. No entendí nada ni de lo que cantaban (excepto de las canciones que sí -gracias a mis hijas- conocía) ni tampoco de lo que hablaron con el público. Y me encantan las fotos que tiraste! buenísimas!

Cø¥ôTë said...

Algo van a tener que hacer con los conciertos en el Olímpico.. lo mismo me pasó con el concierto de Juan Luis Guerra... yo, pobre al fin, estaba en lo último de la última grada, pero frente a frente a la tarima... y escuchába la música, pero no entendí absolutamente nada de lo que cantaron o dijeron.

Anonymous said...

Hey y Mermelada no te gustaba? de ahi salio Monchy Capricho